fbpx

“Gracias a la implementación del proyecto, tenemos en este momento nueve vacas, que nos producen en promedio 72 litros diarios de leche”,

Todo proceso productivo o antrópico conlleva afectaciones sobre el medio ambiente. La ganadería del área ha sido establecida con prácticas culturales ancestrales que afectaban directamente los recursos naturales, de Flora y Fauna, la alteración de los cuerpos de agua superficiales y de recarga hídrica, la erosión de áreas de alta fragilidad, sumado a la necesidad económica de familias que dependen de una ganadería ineficiente.

Luego de un año de capacitación y de poner en práctica lo aprendido, la Asociación Agropecuaria y Forestal de la Curvinata, en el municipio de Valparaíso, Caquetá, encontró en la ganadería una alternativa para cuidar y proteger el medio ambiente y a la vez, un negocio rentable, que no solo les brinda un ingreso económico, sino que ha fortalecido a la organización comunitaria y se ha convertido en ejemplo para otros habitantes de la zona.

La Asociación se dedica a varias actividades de desarrollo agropecuario, ambiental y social en la vereda Curvinata, Zona de influencia del operador Emerald Energy, la cual vio en la Fundación Amanecer un aliado estratégico para fortalecer a la Asociación con conocimientos que les permitiera optimizar su labor.

“La asociación contaba con cinco hectáreas, allí se implementó el proyecto de un acueducto ganadero y la posterior parcelación para la tenencia de nueve vacas, en la actualidad cada una nos produce ocho litros de leche” nos contó Mónica Alexandra Aguilar, representante de la asociación agropecuaria y forestal de la Curvinata.

“Antes de la implementación del proyecto el ganado no nos rendía mucho, la producción era baja y el consumo de alimento era alto” explica Mónica.

A la par de la parcelación, los integrantes de la asociación han realizado procesos de arborización, contribuyendo a la preservación ambiental y el impacto climático.

“Nosotros estamos muy agradecidos con la empresa Emerald energy, ellos trajeron a Amanecer y al Doctor Sastre, que fue un excelente asesor para nosotros lograr sacar adelante este proyecto” Agregó la Representante.

En la actualidad 15 familias derivan su sustento de la producción de leche, adicionalmente una de las familias integrantes de la asociación es la responsable del cuidado de la finca, “Buscamos una familia que necesitara trabajar y le ofrecimos, además de su trabajo en la asociación, la labor de cuido del ganado y de contar con una vivienda digna para la familia, mejorando su calidad de vida” explica Mónica, “hay uno de nuestros asociados que está replicando en su propia finca todo el proceso que hicimos en nuestras parcelas”.

En la actualidad la asociación esta en proyecto de comprar otro terreno para ampliar su producción, el cual ya tienen comercializado a una empresa de lácteos que tiene su sede en Valparaíso y que recoge la leche producida directamente en la finca de la asociación.

Escuchar a Mónica hablar con entusiasmo sobre su proyecto asociativo y saber que el trabajo de la Fundación, gracias a la inversión social de Emerald, está cambiando vidas, mejorando las oportunidades de la comunidad es la principal razón para seguir adelante con nuestros proyectos conjuntos.

Ver en la actividad petrolera una oportunidad de desarrollo sostenible para las regiones y aprovechar esas oportunidades para fortalecer las organizaciones comunitarias es la gran invitación que nos deja está experiencia de éxito que ya empieza a multiplicarse.

Abrir el chat
Hola Soy Aurora ¿En qué te puedo ayudar?
Hola, Soy Aurora, ¿En qué te puedo ayudar?